La vida es más fácil si se mira desde un punto de vista rosa y de peluche

jueves, 20 de enero de 2011

El Senado "español"


A traducirse tocan...

-A ver... espero que nadie me entienda mal, a mí (aunque no entienda ni papa cuando se ponen a hablar a toda leche) me encantan el gallego, el catalán y el euskera, sobre todo este último idioma o lengua, o como leches quieran llamarlo, me parece la mar de bonito y musical (aunque de este sí que no entienda ni jota), me encanta escuchar canciones y poemas en euskera. Y estoy de acuerdo en que cada cual hable en el idioma que quiera con quien quiera, en el sitio que quiera y como le dé la gana. En serio, no me molesta... nada en absoluto.

Ahora bien, no entiendo que en un mundo en el que se tiende a la velocidad y la simplificación, un mundo en el que hemos abandonado nuestras monedas para juntarnos en este invento del Euro, un mundo en el que todos queremos aprender inglés para entendernos con todo el mundo, un mundo en el que sería un lujazo que proliferase (por eso de entendernos todos) el famoso esperanto... vamos los españoles, que somos más listos que nadie y ponemos a nuestros politicos a discutir las leyes en diferentes idiomas y con traducción simultánea...

A ver... que a mí me da igual, que ya os he dicho que cada cual hable en el idioma que quiera, pero si no se entienden hablando todos en el mismo idioma, ¿cómo lo van a hacer en diferentes? Parece de broma, de verdad, sobre todo, cuando nos cuentan que hablar cada uno en su idioma natal costará 12.000 € al día de nuestras boyantes cuentas nacionales ¿estamos tontos o qué? Ya me veo a Rajoy recriminando en gallego la política de Zapatero y Montilla contestando a Rajoy en catalán, mientras Patxi López sonríe y les aplaude en euskera... no me fastidies.

Con lo que le cuesta a esta gente entenderse... ¿para qué ponen más trabas? Creo que es un derecho a tener en cuenta y que cada cual debe poder hablar como quiera y en la lengua oficial que quiera, pero de ahí, a esta tontería... pues eso, que les vendrá muy biena los traductores (dejarán de estar en el paro ¿no? Por lo menos tres o cuatro), pero... no sé yo...

En fin, pues eso. Que ojalá me equivoque, pero me parece que hay cosas mucho más importantes de solucionar que el que nuestros senadores tengan que hablar en su idioma preferido... ¿no sería mejor que todos hablasen el mismo idioma y se dedicasen a otros menesteres, como a esa tontería de sacarnos de esta maldita crisis?

En fin...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...