La vida es más fácil si se mira desde un punto de vista rosa y de peluche

martes, 23 de febrero de 2010

El Violín Negro



-De este libro sólo podemos decir cosas buenas, teníamos unas ganas enormes de leerlo desde que lo vimos por el Facebook y muchas más cuando Plyngo y yo asistimos a la presentación de la novela en Madrid y nos compramos el ejemplar. La verdad es que asomarse a la cubierta de este libro ya es dar un paso más que amplio para adentrarse en su lectura, es de esas cubiertas que te obligan a leer... pero si lees la sinopsis ya has dado el paso definitivo, sobre todo si antes has estado leyendo la biografía de la escritora, Sandra Andrés Belenguer, una entusiasta experta del personaje en el que se basa toda la obra: El fantasma de la ópera, el mítico personaje que ha sido tantas veces llevado al cine.

El libro está redactado con cariño, eso se nota al leerlo y los personajes están trazados lentamente, con calma, evaluando cada uno de sus movimientos y posibilidades. Algunos de sus personajes son reales, como Gilles, un alocado pandillero urbano parisino que resulta encantador y el propio escritor Gaston Leroux, con el que uno se llega a identificar en cierto momento y que yo veía en mi cabeza como ese joven Doctor Watson que acompañaba a Holmes en El secreto de la pirámide... el libro te mantiene en vilo durante todas sus páginas, te hace disfrutar con su historia, pero también sufrir y pasarlo mal. Incluso se convierte en fantasía en cierto punto, abandonando el enorme grado de realismo de toda su trama. Ha sido encasillado en literatura juvenil, peor yo os invitaría a regalárselo a adultos y a aficionados a la música clásica o la ópera, les va a encantar.

-No puedo ser objetivo con este libro, porque conocimos a Sandra en Madrid y en unos minutos ya me cayó la mar de bien, así que... como os digo no soy objetivo. Pero sí que os puedo decir que nos leímos El violín negro en cuatro ratos y que nos lo pasamos genial con él, recorriendo parajes actuales y algunos del pasado, viajando hasta Delfos o un misterioso paraje en compañía de una sociedad secreta poseedora de un lenguaje propio. Las detalaldísimas descripciones de París que hace Sandra hace que uno se sienta paseando alrededor del Sena o en las cercanías de Notre Damme o la Bastilla. En serio, no os perdáis esta novela, os va a gustar.

-Vale, tengo que reconocer que también he disfrutado mucho con esta historia y que me he llegado a sentir ligeramente atraída por Kiryel... uno de sus protas... ¡sí, qué pasa! ¡Una no es de piedra aunque sea una vaca de peluche! El amor y el romanticismo impregnan las páginas de El violín negro, aunque es mucho más que una historia de amor lo que se nos cuenta... y sin embargo es amor el que se le nota a Sandra cuando habla de Erik, el famoso fantasma, que ella dice sin dudar un segundo que fue una persona real. Un amor que nos va a hacer leer en las Cook a Gastón Leroux y su archiconocido Fantasma de la Ópera...

-El violín negro sabe a añoranza y nostalgia, a pasión y aventura, a fantasía... la verdad es que tiene un sabor de lo más rico, con un regustillo a pasas acarameladas y a fresas tiernas, también me sabe ligeramente a café en la gran ciudad... me encanta cómo sabe.





La maldición del Camino de Santiago

-Cada vez que nos llega a la cueva un libro de Vía Magna nos entran unas ganas locas de leerlo que no veáis, todos sus títulos son embaucadores, incitantes, de esos que tiene uno ganas de coger en el momento y ponerse a leerlos sin parar. Lo que ocurre es que los títulos de esta estupendísima editorial suelen ser libros bastante gorditos y tenemos tantos que leer... que solemos dejarlos para más tarde casi siempre. Aun así y teniendo en cuenta que éste es año santo compostelano, no podíamos retener por mucho tiempo la lectura de este libro escrito por una alemana que tan bien recrea los paisajes del norte español a través de un sendero mágico que han recorrido, recorren y recorrerñan millones de personas de todo el mundo desde hace ya muchos siglos. Cuando te topas con un libraco de estos de 650 páginas sueles asustarte, peor la verdad es que no nos hemos ni podido aburrir en una sóla de sus páginas, todas están repletas de emoción y aventuras, de amor e intriga, de misterios sin resolver que uno tiene que descubris sí o sí. Si viajáis hacia Santiago en compañía de Juliana tendréis que disfrazados y tener mucho cuidado con las compañías que frecuentéis, recordaréis pasajes de momentos de vuestra vida más felices y os dolerán los pies... pero lo pasaréis en grande y correréis una de las mayores aventuras de vuestra vida. La verdad es que es un libro para disfrutarlo, para recorrer con los ojos de una doncella alemana los paisajes más hermosos del Camino. Os toparéis con descripciones estupendas de cuanto catedral, castillo, iglesia, puente o fortaleza haya desde Alemania hasta Santiago... disfrutaréis con las leyendas de nuestra tierra y descubriréis la riqueza cultural que ha significado desde siempre el Camino... ¡ah! Y hasta os daréis cuenta de que los sablazos en los lugares de veraneo no son de ahora, jeje. Desde luego yo os recomiendo que leáis este libro y si no podéis viajar hasta Santiago al menos lo haréis con el alma, porque desearéis llegar hasta él tanto como sus protagonistas, palabra.

-Me fastidia coincidir con Javi en nuestras reseñas literarias, pero creo que tenemos gustos parecidos. Yo también lo he pasado muy bien con esta novela, es una de las mejores que he leído de Vía Magna y de una escritora que me gusta mucho, Ulrike... como siga, a la que ya reseñamos hace tiempo Javi y yo. Tiene una prosa muy fluida, aunque repleta de descripciones, recuerdos, pensamientos y unos diálogos estupendos que nos trasladan a la época medieval que nos relata. La verdad es que se nota en esta novela un gigantesco trabajo de investigación y documentación, está super currado y uno se pregunta si la escritora no lo escribió mientras recorría ella misma el Camino de Santiago... a los que les guste el misterio y la historia les va a encantar, pero sobre todo, los que van a disfrutar de este libro son los amantes de las historias de viajeros, la verdad es que os lo recomendamos a casi todos desde las Cook.

-Sí, claro, a todos. ¿y no decís nada de lo que se tarda en leer esta novela? ¿O de lo que uno se cansa sólo de leer lo cansados que viajan los protagonistas? Claro, eso no lo decís, pues aquí hay que decirlo todo, majos. Este libro está muy bien, pero uno casi puede oler el hedor de los hospedajes de peregrinos o sentirse mal cuando nos topamos con hospitales de leprosos... y eso de no bañarse en meses... en fin, los humanos en la Edad Media eran unos cerdos... aunque, pensándolo bien... ahora también lo son. En fin, que sí, que os leáis este libro, que os va a gustar mucho, aunque tardéis un mes en leerlo...

-Exagerada...




-¿Sabéis a qué sabe este libro? Sabe al incienso de la Catedral de Santiago y a una extraña mezcla de malos olores corporales, sí, eso es cierto. Pero también sabe a aventura, a romanticismo oculto tras las ropas de un muchacho, me sabe a tristeza por la pérdida de seres queridos y por la desconfianza ante los actos de un padre... me sabe a pérdida de la inocencia y a valor... y cómo no... a los verdes paisajes del Camino... me encanta este libro.



miércoles, 10 de febrero de 2010

Todos sin comer el viernes


El viernes 12 de febrero ha sido el elegido por Manos Unidas para realizar una acción solidaria que cada uno puede cumplir desde su propia casa y que no tendrá efectos secundarios para nadie, y si los tiene será los de que muchos de los que estamos cómodos en nuestro sillón favorito viendo las noticias de la tele y pensando "pobre gente"... pero no hacemos nada (o casi) por evitarlo, empecemos de una vez a tomar verdadera conciencia de la situación en decenas de países del mundo...

Aunque, como me chiva Valentina al oído, nosotros, si decidimos no comer el viernes será porque queramos y después nos atracaremos de comida el sábado... en esos países de los que os hablamos ya se quedaron sin comer ayer, apenas comerá hoy y tampoco lo harán mañana, y pasado, y al otro, y al otro...

Aprovechamos la noticia para traernos al blog el enlace a Manos Unidas.

A pesar de que el mundo sea una mierda y de que pensemos que apenas se puede conseguir algo, SÍ SE PUEDE, ¡convéncete de ello! Es lo único que puede lograr que las cosas cambien de verdad, que todos tomemos conciencia de ello.

lunes, 8 de febrero de 2010

67

Parece que está muy claro eso de que cada vez vivimos más años, sobre todo en algunas zonas del mundo (que no todos estamos igual), eso creo que es algo que está más que claro. Entonces, si vivimos más ¿por qué no vamos a tener que trabajar más años? Lo de jubilarse a los 65 años estaba muy bien hace décadas, cuando había pasta de sobra y encima uno se moría antes de los 80 (o como mucho los 90). Pero ahora no sólo sobrepasamos los 90 mucho más fácilmente que antes, sino que algunos se atreven a llegar a los 100, ¡qué desfachatez! Por culpa de estos desobedientes que no se mueren cuando les tocaba nuestro querido sistema de pensiones parece empezar a sentir temblores. Y claro, algo hay que hacer, porque de aquí a 30 o 40 años puede que nos quedemos sin dinero para los que se jubilen entonces (aunque aquí el Paro debe de tener también algo que ver, vamos, digo yo).

A lo que voy, que ¿para qué jubilarnos a los 65 si podemos currar algunos añitos más? ¿Para quedarnos en casita e ir al mercado a por la compra? ¿Para asomarnos a las obras y dar nuestra opinión de expertos? ¿Para jugar al dominó o al tute en el Hogar del Pensionista? No hombre, no. Eso es perder el tiempo y el dinero de todos. Además, está claro que la gente se mantiene muy joven muchos años más y si no os lo creéis no tenéis más que mirar los autobuses de los viajes del Imserso o los garitos de Benidorm en temporada baja. Si cada vez queremos ser jóvenes más y más años ¿por qué nos extraña que el gobierno quiera que curremos algo más? Además, sólo son dos añitos de nada. Dos años para ahorrar un poquito y pagar esas hipotecas que más tarde dejaremos en herencia a nuestros hijos o nuestros nietos, dos años menos de intereses para ellos ¿no?

Oye, y una cosa antes de irnos. Si apenas tenemos niños y no queremos que los inmigrantes los tengan por nosotros y no paramos de protestar por su llegada ¿quién narices va a pagar las pensiones del mañana? Yo no entiendo nada…


PD. A lo mejor lo que le ha faltado al gobierno ha sido un poco de marketing en este asunto... la verdad es que el número 67 nos parece raro y desoncertante, pero si en vez de ése hubiesen utilizado el 69... no sé, a lo mejor la cosa había ido por otros cauces ¿no creéis?


viernes, 5 de febrero de 2010

¿Quién es Lala?

LALA_Subt. English from quieneslala on Vimeo.



Este corto de Esteban Crespo rodado con algunos exteriores de San Martín de Valdeiglesias participa en los Premios Goya, desde Plyngo and Me esperamos y deseamos que tengan suerte y se hagan con el cabezón de piedra.

Elena Anaya






-Pero qué actrices más guapas hay en España...

Los dos estrenos que nos gustan de esta semana

Título: Tiana Y El Sapo

Género: Animación, Comedia, Musical

Nacionalidad: USA

Director: Ron Clements, John Musker

Fecha de Estreno: Viernes, 05 de Febrero de 2010

Reparto: (Voces V. Original) Anika Noni Rose, Bruno Campos, Keith David, Jim Cummings, Jenifer Lewis, Michael-Leon Wooley, John Goodman, Terrence Howard, Oprah Winfrey, Jennifer Cody

(Voces Español) Chila Lynn, Alex Ubago, Javier Gurruchaga, Macaco, King Africa, Omara Portuondo, José María Guzmán



Título: The Road (La Carretera)

Género: Thriller Ciencia Ficción

Nacionalidad: USA

Director: John Hillcoat

Fecha de Estreno: Viernes, 05 de Febrero de 2010

Reparto: Viggo Mortensen, Charlize Theron, Robert Duvall, Guy Pearce, Kodi Smit-McPhee, Michael Kenneth Williams, Garret Dillahunt, Molly Parker




-Hay dos películas esta semana que quiero ver, sobre todo quiero ir al cine a pasarlo mal con La Carretera, porque aunque me gustan estas pelis suelo pasarlo mal cuando salgo de ellas, me como mucho el tarro con este tipo de cosas. Y la otra es Tiana y el Sapo, es Disney y recupera los dibujos animados de siempre, los que empiezan con un simple papel, ¿cómo no me iban a gustar?

Estos de la SGAE...



La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) reclama al Instituto de Educación Secundaria Ramón Menéndez Pidal-Zalaeta de A Coruña la cantidad de 95 euros como canon para que sus alumnos puedan representar la obra 'Bodas de Sangre', de Federico García Lorca.

La vicedirectora del centro, Alicia Veres, afirmó que la dirección, los padres, los profesores y los alumnos del instituto están "indignados" por considerar "maltrato" a los escolares la actitud de la SGAE.

La asociación que recauda en canon de los derechos de autor desautorizó la representación de esta obra el próximo día 19 en el Fórum Metropolitano, salvo que abonen 95 euros, sin decir "en calidad de qué ni para qué", indicaron las mismas fuentes.

Veres indicó que la indignación no viene por el pago de la SGAE, aunque consideró "bastante grave" que se tenga que pagar para hacer una representación escolar, sino por el trato recibido.

Según explicó la vicedirectora, el director de la obra, Javier Fernández Mariño, envió la solicitud directamente a la delegación territorial de la SGAE en Santiago de Compostela y ayer mismo recibió la respuesta de la institución con la negativa, alegando que los derechos pertenecían a una compañía privada.

Como la SGAE no quiso comunicar de qué compañía se trataba, señaló Veres, desde el instituto tuvieron que investigar, hasta que descubrieron que los derechos de la obra los tenía el Centro Dramático Nacional.

Desde la dirección solicitaron la autorización al Centro Dramático Nacional para poder representar la obra, que, sin poner ningún reparo, se la envió por correo electrónico.

"Ellos se portaron muy bien con nosotros", afirmó Alicia Veres, quien ahora confía en que el Ayuntamiento dé marcha atrás y, con la autorización de los dueños de los derechos, permita representar la obra en el lugar y la fecha previstos.

"No se puede tirar por la borda el trabajo que con tanta ilusión y tantas ganas realizaron los alumnos y los profesores" que, como recordó, dedicaron muchas horas de su tiempo de ocio a la puesta en marcha de la obra y que, tras el anuncio de la SGAE "quedaron bastante chafados".

-Estoy hasta los mismísimos de esta gente de la SGAE, está bien que se dediquen a luchar por los derechos de autor y esas cosas, pero están llegando a límites malsanos que nos están echando a todos en su contra, desde pedir dinero a un panadero por poner la radio en su panadería a limosnear 95 euros a un instituto por representar una obra de teatro, un día. Esto es increíble, pero esta gente de qué va...

-¡Joder! Me cago en la leche, luego protestarán porque los chicos no se interesan por la cultura, ¡serán idiotas! ¿Cómo se van a interesar los chicos por la cultura si cuando lo hacen quieren cobrarles por ello? Asco de vida ¡que alguien me traiga un ron! ¡Que me quiero emborrachar para no cagarme en los familiares de alguien! ¡Joder!




Apocalipsis Z. Los días oscuros

-Vamos a ponernos al día, que llevamos un retraso en esto de los libros... uf. Vamos a dejar sin comentar los libros que dejamos sin reseñar el año pasado, pero bueno, tenemos ya varios que contaros de este que acaba de empezar, así que... a ver, cuando uno se adentra en una de estas historias de zombis sabe que se va a encontrar con una masa informe corriendo detrás tuyo, con vísceras por todas partes y con millones de criaturas no muertas que sólo tienen un objetivo "vital", a saber, comerte. Así que me llevé una grata sorpresa al toparme con varios puntos originales en cuanto al tema. En primer lugar (muy importante) que se desarrolla en España, lo cual hace que uno tenga algo más de miedo si cabe, pero también hay bastantes cosas más, como la idealización de las Islas Canarias como último punto seguro de Europa... quizás menos seguro que un continente repleto de zombis o el punto de vista de uno de estos desgraciados de carne podrida que corre detrás del culo de cualquiera... pero lo más importante es que lo pasé genial pasándolo mal con este libro, os lo recomiendo con toda sinceridad, es la bomba.

-No seré yo el que diga que este libro es bueno o malo, no, hoy no quiero hablar de eso. Quiero avisaros, lo pasáis demasiado bien con los zombis y demás, pero no os dáis cuenta de la realidad, los zombis no dejan de ser una escenificación de lo que la humanidad es en realidad, una masa atontada que busca acallar sus necesidades más mundanas lo antes posible, sin tener que pensar en las consecuencias porque no necesitan pensar en nada, para eso son una masa sin cerebro, como la mayoría...

-Lo siento, pero me niego a morder una esquinita de este libro, sé lo que me voy a encontrar y... la verdad, paso. Lo siento amigos, pero imaginad a lo que iba a saber el librito en cuestión.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...