La vida es más fácil si se mira desde un punto de vista rosa y de peluche

lunes, 23 de noviembre de 2009

El país del cazo

-Puede que en el momento de leer estas líneas que ahora escribo hayan sido encausados diez o doce concejales más por cohecho, que un par de alcaldes hayan sido acusados de malversación de fondos o que algún alto cargo pasado o presente esté entrando en la cárcel o a punto de hacerlo por asuntos relacionados con regalitos varios y desvío de capitales, y es que parece que en España se ha instaurado un nuevo deporte del estilo del tiro al pichón, que parece divertir mucho a los políticos en tiempos de crisis… sí, me extraña este último dato, los amigos de “hacer el egipcio” parece que se dan a conocer mucho más en tiempos de crisis que en tiempos de bonanzas económicas, espero que no sea por eso de que todos se apuntan al mismo barco cuando hay pasta y sin embargo algunos adquieran conciencia cuando falta…

Al momento de escribir estas palabrejas existe el dato de que se han afanado más de cuatro mil millones de euros entre unas cosas y otras, así que, de golpe y porrazo la pasta de la llamada Corrupción supera al tráfico de drogas en España, ¡toma ya! Algunas lenguas viperinas aseguran que todos los políticos son iguales y que se pasan todo el día tramando el mejor modo de llenar sus bolsillos o la mejor manera de ocultar cómo se lo llenan sus amigotes o sus colegas de partido. Yo lo siento, pero a mí esto de la Corrupción me suena a repúblicas bananeras y no creo que en España se haya instaurado la política del Caradura, no me hagáis reír, eso era en otros tiempos, cuando lo de los Pelotazos y eso, según tengo entendido. España es un país serio donde esas cosas no pasan, además, ¿no veis las noticias diarias? Lo que pasa se descubre y al que se le descubre metiendo la patita ¡zas! Se le pilla y se les condena con varios años o meses de cárcel, otra cosa es que a los que se les pilla devuelvan lo que han cogido…

De todas formas no seamos hipócritas, si se lo llevan es porque los pobres están necesitados, no por otra cosa y haceos esta pregunta ¿no os lo llevaríais vosotros de tener la oportunidad? Cualquiera que haya estado en una posición de cierto poder puede darse cuenta de lo mucho que mella el estar ahí arriba, a la vista de todo el mundo, la presión que se sufre, el miedo al fracaso, la dura responsabilidad de tener a gente y recursos a tu cargo… además, el sueldo de un político español es de broma, los pobres alcaldes apenas tienen para comer, los concejales de urbanismo sólo huelen los millones que pasan ante sus ojos y que al final acaban –o acababan antes de la crisis- en los bolsillos de los constructores. Y si me regalan algo ¿para qué voy a decir que no lo quiero? ¿Para que el de enfrente diga que sí y me deje con cara de idiota? No fastidies.

Somos así, envidiosos por naturaleza y por eso protestamos tanto cuando sabemos que alguien se ha llevado pasta o regalos por su posición, no porque nos haya quitado nada, sino porque nos gustaría habérnoslo llevado nosotros…

España no es un país corrupto, es un país de envidiosos. Que se fastidie el que no se lo pueda llevar…

2 comentarios:

Gildo Kaldorana dijo...

Pues si, aqui todo el que puede chupa de la piragua.
Y además luego, mirandonos el ombligo, se nos llena la boca hablando de la corrupción de otros paises.
Luego dicen que todavia estamos en un lugar intermedio del ranking de corrupción mundial.¡¡Toma ya!!
Un saludo

Sonia dijo...

A mí me da mucha vergüenza, y mucha impotencia, que pase esto. No sé como va en los otros países, pero la verdad es que me da igual. La pregunta es: ¿hay forma de acabar con esta lacra? Me temo que la respuesta puede ser que no.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...