La vida es más fácil si se mira desde un punto de vista rosa y de peluche

jueves, 16 de abril de 2009

El Señor Presidente

-No os podéis imaginar cuánto tiempo nos ha costado por las Cook el acabarnos de leer este espeluznante libro de Miguel Ángel Asturias, y no por culpa de su trama oscura y siniestra en ocasiones, desesperanzadora siempre, no, sino porque es el libro más enrevesado que nos hemos leído nunca. No voy a decir que sea un lío de leer, que lo es, lo que pasa es que es de esos libros de los que cuesta avanzar un párrafo o una página. Está repleto de detalles por todos lados, desde el ladrido de un perro hasta una mancha de musgo en la pared. La mayoría de sus párrafos está salpidado de multitud de frases cortas, acabadas en punto y seguido, que te llevan por toda una suerte de vericuetos y detalles que te adentran en unos paisajes lóbregos y dolorosos de leer. La verdad es que no me habría gustado mucho de no ser por ciertos pasajes que me han entusiasmado y que parecen ocultos entre la maraña de frases regaladas con profusión por el escritor guatamalteco (creo que es de allí, no me hagáis mucho caso, que no lo he mirado en ninguna parte). Dentro de esa amalgama de frases y palabras nos encontramos con una de las escenas literarias que más me han impactado... y lo peor es que aquí es ficción y seguro que es superada con creces por la realidad... una joven que, por estar en el lugar equivocado en el peor momento posible, casi por casualidad, acaba siendo encarcelada y siendo torturada, hasta el punto de dejar que su bebé se muera de hambre porque ella no dice aquello que no sabe... un horror, pero la parte más lúcida de toda la obra.

-Hoy sí que te has enrollado. El caso es que no has dicho que el libro nos habla de un dictador de Guatemala y de las cosas que tuvieron que sufrir sus "vasallos" por simples sospechas, mentiras o comentarios ajenos. Vamos, lo que ocurre en cualquier dictadura del mundo. Un libro que comienza con un asesinato y que te deja con ganas de asesinar tú mismo a alguien. No recomendable para aquéllos que no dispongan de mucho tiempo libre y no quieran sufrir su sórdida historia.

-Aún tengo el regusto de este libro en las pupilas gustativas. Un libro que sabe a pena y muerte, a miedos, a horas esperando a que llegue la Secreta, a llantos encerrados en cárceles oscuras y siniestras, a torturas de aquéllos que deberían velar por el bienestar de sus vecinos... en fin, un libro para ponerse de mala leche y creer un poquito menos en los hombres.

4 comentarios:

Elizabetha Souvre dijo...

Hola Hcw tiempo que no coento nada porque estoy sumergida en mi tesis sobre el shiismo y en mi ayudnatian en la universidad...pero me encnatan PLYNGO y uqrei `preguntarle si habia leido las MEMORIAS DE IDHUIN, poeque lei LA EMPERATRIZ DE LOS ETEREOS y aunque simpel me parecio entretenida...me pueden aconsejar.
Y queria pedirles un favor, solo si los de la COOK tienne tiempo...me podrian aconsejar unos cinco libros buenos de imaginacion para comprar? es que me regalaron diero para mi cumple y quiero ivertirlo bien.Confio en su buen gusto.
Mi mail es harshies@gmail.com
Solo si pueden
Bye
=)

Elizabetha Souvre dijo...

Disculpen el enrredo de palabras, estoy escribiendo solo con la luz del laptop...sorry

Casa de Los Cuentos dijo...

Hola Plyngo, esto es lo que se llama una opinión bien estructurada. En cuanto comencé a leer me suscribí a este Blog. Espero las entradas.

Soy editor del Blog Literario Casa de los Cuentos. Hoy, he salido de paseo por la red en busca de contadores de cuentos, letras nuevas, amigos para aprender y compartir. Al amanecer, antes de salir de casa, leo un cuento. Luego, dentro de una botella bien tapada lo lanzo al mar y así dejo un rastro para poder regresar. Te dejo una invitación para que lo conozcas y comencemos una amistad. Espero que lo que estoy leyendo te guste tanto como a mí. Saludos desde Mérida, Venezuela. Jabier

Plyngo and Me dijo...

Pues nada JABI, me paso por tu blog. Y Elizabetha, si sigues interesada envíame otro mensaje y hablamos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...