La vida es más fácil si se mira desde un punto de vista rosa y de peluche

viernes, 3 de octubre de 2008

Monasterio de los Jerónimos en el Cerro Guisando



Todos los que hayáis ido en alguna ocasión a visitar los famosos Toros de Guisando os habréis preguntado qué son esas ruinas que se ven en el cerro situado justo enfrente de los verracos de los vettones. Pues bien, es un antiguo monasterio en estado ruinoso que nadie quiere cuidad pero al que tampoco se puede acceder libremente (hay que llamar a un teléfono para que te permitan hacerlo.)

Es una pena, pues aunque el monasterio pertenezca a la comunidad de Castilla y León es una de las joyas más hermosas de la Sierra Oeste. Por suerte siempre hay alguien que pelea porque cosas así se cuiden o se conozcan.

Por casualidad nos hemos topado buceando por internet con el blog "Los lugares olvidados" donde hay un excelente artículo, muy completo, dedicado en exclusiva a este hermoso lugar. Si queréos verlo sólo tenéis que pinchar aquí.


Pero como sabemos que sois un poquito vagos os hemos copiado unos párrafos para que podáis leerlo aquí mismo.

En la provincia de Ávila se encuentra el municipio de El Tiemblo. Muy cerca de allí, justo en frente de los famosos Toros de Guisando, en la falda del cerro que da nombre al paraje encontramos el Monasterio de Guisando.

Su historia la veremos resumida a continuación, sus imágenes muestran el lamentable estado en que se encuentra este bello cenobio. Al igual que pasa con el Monasterio de Bonaval, este otro monasterio se encuentra a caballo entre la ruina y su completa pérdida. Solo lo sólido de sus cimientos hacen que siga en pie. Ahora, condenado al olvido y comido por la maleza necesita para ser visitado una autorización previa. Lamentamos mucho que la comunidad de Castilla y León elabore leyes que prohiben el acceso libre a determinados sitios pero que sin embargo no invierta un céntimo en recuperar o mantener lugares así.

Recomendamos 100% la visita a este bello lugar, puesto que no solo el bello monasterio merece la pena ser visitado, si no que el entorno privilegiado y las bonitas vistas hacen de su visita algo más que un simple viaje.

UN POCO DE HISTORIA

El Monasterio de San Jerónimo de Guisando, fundado en 1375, se encuentra ubicado en el cerro de Guisando, muy cerca de los verracos arqueológicos. Su origen está plasmado en una leyenda que narra una aparición de la Virgen a unos monjes en unas cuevas. Se funda en 1375, pero es reformado posteriormente en estilo renacentista. Sobresale el claustro, con dos pisos de arcos rebajados o escarzanos sobre sencillas columnas que junto a la capilla gótica es lo único que se conserva. El templo tiene forma de cruz latina, con cabecera semioctogonal. Cuenta con tres pequeñas naves y un coro. El aparejo es de granito con pilastras toscanas. La cúpula y la bóveda, derruidas, de ladrillo tabicado.

Rodeadas por cuevas naturales se encuentran las ruinas de la Ermita de San Miguel, a las que se accede por una escalera de piedra, cuyos peldaños fueron labrados en la misma roca. La construcción situada a mayor altura es la ermita de San Miguel, debida al segundo Marqués de Villena, Diego López Pacheco.

Sin duda es un artículo genial que podéis leer completo en su blog (con unas fotos estupendas) y una visita de domingo por la mañana muy original. Seguro que entre las ruinas de ese monasterio uno puede sentirse un Indiana Jones. Como nuestros amigos de Los lugares olvidados no pierden detalle, también tienen el teléfono al que hay que llamar para que te dejen visitar el monasterio. Ahí os lo ponemos por si alguien quiere ir este fin de semana. Seguro que nos puede contar toda una aventura de su visita.


1 comentario:

stocks dijo...

well its nice to know that you have great hits here.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...