La vida es más fácil si se mira desde un punto de vista rosa y de peluche

jueves, 30 de octubre de 2008

Juan Ramón Jiménez. Nuestro pequeño homenaje a los 50 años de su muerte.


Plyngo es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro.

Lo dejo suelto y se va a la playa, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas... Lo llamo dulcemente: "¿Plyngo?", y viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal...

Come cuanto le viene en gana. Le gustan las piñas, los cocos, todas las gambas; los tucanes a la brasa, con su cristalina gotita de miel... Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña...; pero fuerte y seco por dentro, como de piedra...

Cuando paseo junto a él, los domingos, por las altas cimas de los volcanes de la selva, los monos de la isla, vestidos de limpio y despaciosos, se quedan mirándolo:

— Tiene cara... Tiene cara.

Morro y cara, al mismo tiempo.

-Ayer, escuchando un programa de radio, nos enteramos de que Juan ramón Jiménez murió hace ya cincuenta años y de que no ha habido apenas un homenaje a este escritor español tan importante, ganador de un Nobel de literatura, cosa que sólo han logrado cinco españoles.

-¿Cuáles?




-Jolín Valentina, ¿quieres que quede mal aquí? Pues... a ver... creo que son Juan Ramón Jiménez, Vicente Alexandre, Camilo José Cela y... y...



-Vamos, que los otros dos no te los sabes ¿verdad? Menos mal que mi base de datos se actualiza casi a diario que si no... los otros dos que te faltan son Jacinto Benavente y José Echegaray. Menos mal que estoy yo.


-Sí... menos mal. Muchas gracias a los dos por enturbiar este homenaje al gran Juan Ramón Jiménez. Bueno, podría haber puesto aquí la biografía, libros y premios de este genial escritor de la generación del 27 (que no me equivoque, que no me equivoque...), pero eso es lo que haría todo el mundo y nosotros queremos ser diferentes. He creído que sería más conveniente reproducir la primera parte de su libro más emblemático, Platero y yo, manda narices que un poeta sea recordado por la posteridad por un libro en prosa que muchos creen poco más que un cuento para niños. Espero que os guste nuestra recreación.

-Sí, eres muy graciosillo al compararme con un burro. No estaría del todo mal lo que has "escrito", pero eso de "viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal... " me suena un poquito fuera de lugar hablando de nuestra relación ¿no crees? De todos modos Platero y yo es prosa, sí, pero una prosa poética, que no es lo mismo que una prosa en verso, que conste. Bonito libro para cualquiera que lo quiera disfrutar. Os recomendamos Platero y yo y pedimos a quien tenga la potestad, un homenaje como Dios manda para este genio de la literatura mundial y española, Juan Ramón Jiménez.

-Y olé.

4 comentarios:

Javi dijo...

Bonito homenaje chicos, seguro que Juan Ramón estará contento, aunque a Platero no creo que le haya hecho mucha gracia...

Sr. Stromboli dijo...

Bueno... eso es ahora, deja que pasen un par de años y las firmas y fotos de Plyngo se rifarán en Ebay a precio de Oro!! xDDD

Boli dijo...

NO soy muy amante de la poesía, exceptuando casos puntuales como Baudelaire, Neruda o el gran Juan Ramón Jimenez.
Muy bueno, y gracias por los comments. TUs blogs son la mar de originales
SUerte

Anonymous dijo...

Pues, SÍ, sí, es verdad. Pocas líneas en la prensa, en la radio o la tele (aunque en ésta aún tienen bastante telebasura -ya parece que va remitiendo), y en la escuela también, y es que "¿si la sal se vuelve sosa, quién la salará". Sólo se lee, viendo leer a los mayores. Desde luego Juan Ramón tiene literatura para rato, no sólo Platero, aunque, digamos, el burrito es fundamental y su puerta más alegre. ¡Ah, se me pasaba, en la escuela nadie habló de JRJ, Bolonia ya hace tiempo que se instaló en ella, o algo peor, se desinstaló lo bueno que había, para no poner nada, absolutamente nada en su lugar! Giuliani Rodrici

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...