La vida es más fácil si se mira desde un punto de vista rosa y de peluche

sábado, 9 de agosto de 2008

Encontrada en Valladolid el águila perdida por el Safari Park de Madrid.

El ave perdida por el Safari Park de Madrid hace 15 días en una exhibición de rapaces, fue entregada esta misma semana a sus propietarios por el Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid.

Hasta allí llegó de manos del Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Villaralbo, situado en la provincia de Zamora, que la capturó el pasado 26 de julio en la zona de Villafáfila.

El águila se encontraba en perfecto estado de salud y se trasladó hasta el Centro vallisoletano por contar éste con unas instalaciones más amplias y, por tanto, más adecuadas para aves de gran tamaño como la perdida por el Safari Madrid.

Tras el agotamiento de la batería del transmisor de posicionamiento que el águila portaba, el personal del Safari Madrid realizó una infructuosa búsqueda por la sierra madrileña, tras la que comenzó a buscar por zonas limítrofes a la capital de España y realizó un llamamiento popular a través de diversos medios de comunicación.

El águila de cabeza blanca tiene una gran capacidad de vuelo que, unido al gran aprovechamiento de las corrientes térmicas, le permite recorrer una amplia distancia en poco tiempo. El animal, cuyo precio ronda los 7.000 euros, fue comprado en un criadero en Holanda y tiene todos los permisos en regla.


-Una historia con final feliz, además, creemos (por lo que nos ha contado un pajarito amigo nuestro) que el Safari Park de Madrid no va a tener que abonar la recompensa de 500 € prometida a aquél que recuperase el águila perdida, por ser quiénes lo han encontrado un Centro de Recuperación de Aves, a lo mejor con esos quinientos euros podían comprar unas baterías más potentes para el transmisor de sus rapaces...

-De todas formas, no estaría de más que alguien pensara en hacer un regalito a los zamoramos y vallisoletanos que han tratado tan bien a un águila perdida de 7.000 €, no sé si me explico. Sabemos que es su trabajo y que ellos habrán estado encantados de cuidar al águila (por cierto, alguien nos podría decir su nombre), pero un regalo no estaría nada mal, y esos nuevos transmisores tampoco.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...