La vida es más fácil si se mira desde un punto de vista rosa y de peluche

viernes, 9 de mayo de 2008

Un ejército para Hans

-Comencé a leer este libro con recelo, ya que me llegaba de las manos de un autor novel e inexperto, lejos de las lecturas que suelo hacer. Pero he de confesar que a la segunda línea olvidé por completo que este libro no era de un escritor consagrado. Tuve suerte, pues olvidé que tenía un libro entre las manos y me adentré en una apasionante historia que podría haber ocurrido realmente, pero que en realidad surgió gracias a un viaje de vacaciones que este nuevo escritor realizó a Ámsterdam. Me colé por los canales de esta preciosa ciudad europea, recorrí sus calles poco azarosas y me monté en una de esas miles de viejas bicicletas siempre a la vista que pueblan esta capital gris que evoca días lluviosos y cielos grises. La historia es más que buena, a pesar de que te adentra en un capítulo muy triste de la historia del mundo: la Segunda Guerra Mundial. Tiene algunos defectillos en la narración (aunque son bastante pasables y pasan en su mayoría desapercibidos), algunas faltas de acentuación y errores gramaticales propios de alguien que no se dedica a escribir, pero como te olvidas de que estás leyendo apenas notas alguno de esos fallos. Un libro que recomendaría tanto a niños como a adultos, por las moralejas que defienden y por la historia que encierra. Un libro bastante bueno que merecería, según mi opinión, estar en muchas estanterías, aunque no fuese leído por casi nadie. Hasta ahora sólo he encontrado gente que diga cosas buenas de esta novela corta.

-Bueno, yo no me voy a quedar atrás si te ha gustado tanto. El libro es muy corto, se lee en un suspiro y parece que estás ante una buena película en blanco y negro con cada página que pasas, sí, me ha gustado, a pesar de que su autor no me cayó demasiado bien cuando le conocí. Reconozco que, por lo menos este libro, no está nada mal, ya veremos qué tal son los demás que escriba.

3 comentarios:

Joaquín Gómez dijo...

Ayer termine de leerme el libro y aparte de felicitarte pues es muy muy bueno, directo, sensible y capaz de llegar a ese sitio que todos tenemos, pero que solo unos pocos exhibimos en publico.... al corazón me refiero, mi pregunta es la siguiente ¿para cuando otro libro de mismo corte?.

De nuevo felicidades por ser capaz de expresar tanto en tan pocas paginas. Un abrazo

Juliasno dijo...

Este libro me pone los pelos de punta... y no porque sea malo ni nada de eso

Sr. Stromboli dijo...

Voy a comentar, que ya era hora, y espero estar a la altura de la novela ;-)

Qué decir de Hans... este pequeñajo lo tengo grabado a fuego en el corazón, la verdad, así que quizás sea muy subjetivo en mis palabras, pero son sinceras, tanto como el libro.

Y no, no voy a decir que es un libro que todo lector debería tener en su casa, ni que se da la mano perfectamente con El niño del pijama de rayas, porque al autor no le gusta que se le compare con tan grandes escritos. No lo voy a decir, y sin embargo lo he dicho, porque lo merece, le pese a quien le pese, incluyendo al autor jeje.
Espero y deseo que las editoriales abran sus ojos al mundo novel y se fijen en tanto talento escondido, en relatos jóvenes y frescos como éste, con palabras llanas, cercanas y emotivas, con tanta crueldad "aplacada" por los pensamientos de un niño.

Ocurren tantas cosas... algunas buenas y ejemplares, y otras no tanto, que me es imposible quedarme con alguna en particular (aunque las tengo, pero no las voy a contar, prefiero que cada uno lea la novela y se quede con las suyas propias jeje), aún así resaltaré algo que seguro que a la gente le choca, y que sin embargo a mí me parece lo más simple del mundo, la fantasía que contiene el final.
No olvideis que aunque es para todos los públicos, no todos los adultos creen en esta fantasía. Pues bien, crean, amigos adultos, y no pasen por alto la crueldad de la época nazi, pues Hans, el protagonista, llega a ver cosas que un niño nunca debiera haber visto... y muchos menos desde un campo de concentración.

Al fin y al cabo lo de las bicicletas es pura inocencia, ilusiones de un niño que quiere hacer un mundo mejor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...