La vida es más fácil si se mira desde un punto de vista rosa y de peluche

viernes, 16 de mayo de 2008

Drácula

-Cuando uno se pone a pensar en leer este libro le vienen instantáneamente a la cabeza todas las imágenes vampirescas que le han ido dejando en el subconsciente las producciones Holliwoodienses que haya podido ver. Sin embargo, pronto, al comenzar a leer, se da uno cuenta de que tiene entre manos algo más profundo y mucho, mucho más interesante. Drácula está escrito a través de sus personajes, no tiene un narrador, sino que todo está basado en cartas, diarios y anotaciones de los propios protagonistas de la historia. Comienza excepcionalmente, con una tétrica aventura de Jonathan Harker en Transilvania, en el mismísimo castillo del Conde Drácula, esa pesadilla infantil de todos los humanos, del que sólo escapa de puro milagro... después decae ligeramente y se vualve un tanto pesado, pero cuando alcanza las páginas finales se vuelve verigionoso una vez más, casi una locura, una carrera desenfrenada y con un desenlace catártico, genial. Un libro exquisito de finales del siglo XIX que bien podría ser un guión de cine del siglo XXI, pues es de una originalidad y un ritmo que te envuelve. Como dice Alberto de Cuenca, el prologuista de la edición que hemos leído, olvidas estar leyendo y vives el terror que supone aguardar la segura caída de la noche. Espeluznante. Menos mal que hace muchos meses que no tenemos murciélagos en la cueva (como se los come Plyngo), sino no habría sido capaz de acabar de leerlo.


-Tampoco es para tanto, exagerado, vale que se me pusieran los pelos de punta en más de una ocasión y no me chinches, ya sé que salté del sillón un par de veces, pero no da tanto miedo... bueno, vale, me asusté con este Conde de Ojos Rojos y Ardientes y me emocioné con la pobre Mina y aún más con July. Pero también aplaudí a los valientes que se deciden a enfrentar al monstruo y hasta con el minuto de cordura y valor del pobre loco que retiene el doctor Seward. me encanta el personaje de Van Helsing, pero, sin duda, la protagonista más válida y más brava es la propia Mina y su amor por Jonathan es la que hila toda esta historia del mejor de los géneros de terror. Pues, aunque hay muerte, sangre y vísceras, Bram Stoker, el autor, sobre todo juega con nuestro subconsciente, adentrándonos poco a poco en los misterios del Gran Vampiro y añadiendo cualidades y enigmas que, al fin, no quedan del todo desentrañados.

2 comentarios:

lobosluna dijo...

No es exagerado para nada el comentario. Es realmente un libro exquisito, y la técnica (la estructura) de escritura es impecable. Cuando terminé de leerlo la primera vez me pregunté cómo el autor logró hilar una historia con trozos de diarios y noticias de forma tan perfecta y casual. Las películas le han hecho un flaco favor al libro, como siempre, incluida la mejor de ellas, la de Francis Ford Coppola, que convierte todo en una historia de amor, para variar. Bueno, pero ahí está la obra de Stoker, desmintiendo los decorados hollywodenses.

Sr. Stromboli dijo...

Exacto, conincido con lobosluna. Vaya manera de hilar un libro tan enrevesado, para que no pierda un ápice de interés al lector, todo lo contrario, lo que hace es picarte el gusanillo jeje.

El lenguaje denota los años que han pasado desde que Stoker lo escribió, pero no tanto como para no pertenecer a este siglo, y mucho menos, como para plasmarlo al cine de hoy día, con pequeños retoques podría hacerse (pero basado en el libro realmente, no lo que hay por ahí).

Un género que nunca me ha llamado la atención (la verdad es que soy miedoso jeje, qué le voy a hacer!!) pero que esta vez me ha entretenido sobremanera, nada de miedos... por fin!! xDD

Un 8,5 para Stoker y su Drácula. No llega al diez porque encuentro cierto toque machista al libro que no comparto... ;-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...